Sobre animales

Absceso de la glándula paranal en un gato: causas, síntomas y tratamiento.

Vkontakte
Pinterest




Los gatos son muy activos por naturaleza, por lo que a menudo se lesionan. Si los microbios caen en la herida, entonces, con el tiempo, se produce un absceso purulento debajo de la piel prolongada, un absceso. Este es un problema bastante común que puede causar envenenamiento de la sangre, por lo que es necesario llevar a cabo medidas terapéuticas a tiempo.

Causas de ocurrencia

El absceso ocurre debido a la introducción de microflora bacteriana en la herida. Cuando se restaura la piel, se acumula pus debajo de ella, cuyo flujo de salida no lo es. Este problema ocurre en gatos y gatitos, pero con mayor frecuencia en gatos, que a menudo comienzan peleas entre ellos. La causa más común de un absceso purulento es la infección de heridas resultantes de escaramuzas con otros animales. Dado que los gatos tienen muchos microbios en las uñas, la infección de una herida que se recibe de ellos ocurre de inmediato.

Otras causas de supuración subcutánea:

  • Daño a las membranas mucosas en la boca del animal con espinas de pescado. Especialmente peligrosos son los viejos restos podridos, en los que viven una gran cantidad de microorganismos patógenos,
  • Daño a la piel de un gato por un pájaro u otros animales,
  • Inyección con una jeringa infectada,
  • Administración subcutánea de un medicamento que se absorbe mal
  • Daño a las membranas mucosas con un diente astillado o supuración de la raíz del diente,
  • Lesión de las piernas con una espina o espiga.

Un absceso en los gatos puede ocurrir varias veces en la vida, por lo que el propietario debe poder distinguir entre este problema. En las primeras etapas, la enfermedad responde bien al tratamiento, lo que significa que es importante consultar a un veterinario de manera oportuna, sin esperar a que la mascota empeore.

Tipos de enfermedades

Muy a menudo, se producen abscesos en la piel del animal, así como en las membranas mucosas. Dependiendo de la ubicación de los focos de supuración, los abscesos se dividen en varias variedades:

  1. Superficial: ubicado debajo de la epidermis, es pequeño y rara vez causa sepsis,
  2. Profundo: se desarrolla en el área de los músculos y la grasa subcutánea, por regla general, solo se pueden detectar con el tacto,
  3. Odontogénico: ocurre debido a problemas con los dientes,
  4. Paraanal: surgen debido a la presencia de un proceso inflamatorio en las glándulas paraanales de un animal,
  5. Supuraciones en la cabeza, patas, cuello y también en la parte posterior del cuerpo.

Los abscesos en las mejillas u ojos son muy raros.

Síntomas

Un dueño atento notará un absceso en un gato por su cuenta. Un cambio en la naturaleza de la mascota y una reacción alarmante al tocar en ciertos lugares pueden indicar la presencia de este problema. Muy a menudo, se puede encontrar un absceso en la cola, las piernas, el cuello y la cabeza. Son estas partes del cuerpo las que los gatos rascan en el proceso de luchar contra el enemigo.

Un absceso maduro se puede ver a simple vista: hay hinchazón, enrojecimiento. Si la herida está abierta, entonces la sangre y el pus comienzan a sobresalir, aparece un olor desagradable. El gato tiene fiebre, letargo, el apetito empeora o desaparece por completo.

Si el animal tiene buena inmunidad, entonces el absceso puede explotar, el pus saldrá de él y la herida sanará. Pero a menudo sucede que el flujo de salida no se forma y el absceso en sí mismo causa un dolor intenso al animal. Al mismo tiempo, se vuelve muy agresivo, rechaza completamente la comida y la comunicación con los propietarios.

El curso del absceso en gatos:

  • Infección en la herida,
  • La aparición de enrojecimiento e hinchazón,
  • La aparición de un aumento local de la temperatura en el área donde solía estar la herida,
  • La trama se vuelve dolorosa
  • Aparece un tumor grande, la piel se pone roja,
  • A través de una fina capa de piel, puedes ver y sentir el foco con pus,
  • Apertura independiente del absceso o la propagación de pus en el tejido circundante.

Las mascotas son altamente susceptibles a esta enfermedad, que pasan mucho tiempo fuera de la casa, en la calle, en lugares de grandes concentraciones de animales.

Posibles complicaciones

El peligro de un absceso es que esta enfermedad puede causar complicaciones graves que empeoran significativamente la condición de la mascota y también pueden provocar la muerte.

  • El crecimiento de las áreas afectadas, la formación de flemón purulento,
  • Necrosis tisular
  • Envenenamiento de la sangre
  • Sepsis
  • Resultado fatal.

A menudo, los patógenos de la rabia, la leucemia felina o el virus de la inmunodeficiencia penetran y se propagan por todo el cuerpo a través de la herida que condujo a la aparición de un absceso.

Para evitar consecuencias graves para el cuerpo del animal, es necesario consultar a un veterinario lo antes posible después de encontrar un absceso en un gato.

Diagnósticos

En las primeras etapas, es bastante difícil diagnosticar la presencia de un absceso. Un examen exhaustivo de la mascota, así como una serie de pruebas, ayudarán a identificarlo sin una lesión en la piel.

Si el absceso está suficientemente desarrollado, la enfermedad se determina mediante un examen visual del gato por parte de un especialista, mientras el cabello se corta en el área afectada de la piel. En algunos casos, puede ser necesario estudiar el líquido de la herida.

Tratamiento

El procedimiento para eliminar un absceso en un gato se confía mejor a un veterinario, ya que es difícil para una persona sin experiencia realizar todas las manipulaciones necesarias.

En una clínica, la enfermedad se tratará en varias etapas:

  • Abriendo el absceso y el líquido de lixiviación,
  • Aplicación de desinfectantes,
  • En casos avanzados, la herida se expande, de donde se extraen los tejidos y músculos muertos,
  • Se establece un drenaje dentro de la herida para la salida de pus, que se elimina después de 3-5 días,
  • Kotu lleva un collar especial en forma de cono que evitará que el animal peine la herida,
  • Se prescriben varios analgésicos y antibióticos.

Como regla general, el absceso desaparece por completo dentro de una semana después de la eliminación de pus de la herida.

Si no es posible contactar a un veterinario, entonces el tratamiento se lleva a cabo en casa, lo que implica abrir un absceso y eliminar el pus con toallitas estériles. Después de esto, la herida debe lavarse con un desinfectante: furatsilinom o peróxido, y también aplicar un vendaje con ungüento Vishnevsky. Además, la herida necesita un lavado diario y vendaje hasta que desaparezca el pus. Si no se produce ninguna mejora dentro de dos semanas, es aconsejable mostrar el animal al veterinario.

Prevención

La principal medida preventiva que protegerá contra la aparición de un absceso purulento en una mascota es la restricción del movimiento en la calle y los contactos con otros animales. Si no es posible controlar al gato en las caminatas, su agresividad debe reducirse mediante castración o esterilización.

Es necesario asegurarse de que el animal no coma de la basura o del basurero, donde puede encontrar los restos de pequeñas espinas de pescado. Debe examinar cuidadosamente el cuerpo de la mascota en busca de heridas o abrasiones, y si las hay, trátelas hasta que se cure por completo.

Para la prevención de un absceso de las glándulas paraanales en un gato, deben limpiarse sistemáticamente de la acumulación de secreciones. Es mejor confiar la limpieza a un especialista, ya que una persona no preparada puede lastimar a la mascota y causar una reacción agresiva.

¿Cómo determinar un absceso en un gato?

Absceso de gato localizado absceso purulento debajo de la piel un animal, que puede ser de varios tipos, según su ubicación:

  • Absceso de combate ocurre en un gato después de peleas con parientes en el lugar de heridas recibidas por mordeduras, rasguños. Por lo general, la cabeza, el cuello, las piernas de un peleador, así como la base de la cola, se ven afectados, pero pueden ocurrir en cualquier lugar.
  • Absceso dental formado en la raíz del diente con daño mecánico, periodontosis en gatos.
  • Absceso de la glándula paraanal. Ocurre con mayor frecuencia en gatos de razas de pelo largo, cuando estas glándulas ubicadas cerca del ano están obstruidas, el secreto no sale, picazón, inflamación y, como resultado, surge un absceso purulento.

Al examinar una mascota, puede notar en su cuerpo un área rojiza e inflamada de la piel, a menudo dolorosa cuando se toca. Al madurar en el interior, el contenido líquido es fieltro de pus. Si la inmunidad del animal es activa, fuerte, entonces el área del tumor es pequeña, la temperatura casi no está elevada, las células inmunes rápidamente "comen" la microflora dañina, la pared del absceso madurado estalla, el pus fluye y la herida se cura posteriormente. Si el animal se debilita y la infección se desarrolla rápidamente en los tejidos, entonces la inflamación se extiende más, la piel en este lugar está tensa, caliente, el gato percibe agresivamente los intentos de acariciarlo o examinarlo. El gato en sí estará en un estado deprimido y lento.

Con un absceso dental, el gato deja de comer o come de un lado, frota su mejilla contra la superficie.

Especialmente duro el gato sufre un absceso de las glándulas mamarias. Esto puede suceder cuando está embarazada o esperando a los gatitos. Ella bebe mucho y con entusiasmo, perdiendo el apetito, y no le permite tocar las glándulas.

En los gatos, es más probable que ocurra un absceso de las glándulas paraanales. Estas glándulas son necesarias para marcar territorio, atraer al sexo opuesto y ahuyentar a los competidores. Es fácil de diagnosticar, porque todo el ano se inflama, el gato maulla ruidosamente por el dolor y normalmente no puede ir a la bandeja. Tal absceso, abierto independientemente, puede conducir a una fístula, es decir, a través de una herida (canal) a través de la cual la infección se propaga a otros órganos y tejidos y causa, como complicación extrema, sepsis de todo el organismo. Está claro que un propietario responsable y atento no permitirá esto y llamará a un veterinario. Esto es mucho más simple y más conveniente que llevar a un animal que sufre a una clínica veterinaria. Estrés excesivo y sacudiéndolo a la nada.

Absceso de gato: tratamiento

Digamos de inmediato lo que no se debe hacer. Si encuentra un absceso en su mascota o un luchador empedernido, no intente abrirlo usted mismo, para evitar la reinfección de la herida y la sepsis. Solo un veterinario puede organizar la esterilidad completa y la salida adecuada de pus de la cavidad. ¿Cómo va esto?

    ¿Cómo se realiza la salida correcta de pus y la apertura de un absceso en un gato?

  • Se abre la cavidad del absceso, se lava con soluciones de desinfectantes (por ejemplo, furatsilina), se introduce una pomada antimicrobiana en la herida.
  • Si se avanza el absceso, la herida se expande, limpiando de tejido muerto.
  • Se cose un tubo especial a lo largo de la incisión para drenar el pus. Después de 5 días, el médico eliminará el drenaje y los agujeros sanarán.
  • Se prescribe un tratamiento con antibióticos durante 5-7 días para evitar la sepsis.
  • Si es necesario, se coloca al gato en un collar con forma de cono para que no peine y lama la herida. Por lo general, el absceso se cura completamente en una semana. Si comienza el absceso o trata de tratarlo usted mismo, puede llevar al animal a la sepsis, el tratamiento en este caso se prolongará durante mucho tiempo o el gato morirá.

    Tipos y causas

    Hay combates, abscesos dentales y paraanales. El combate se desarrolla como resultado de una infección con garras durante las peleas. Muy a menudo, se forma un absceso en la mejilla. Como opción: la introducción de una astilla durante la escalada de arbustos, árboles o tierra en la que se ubican los objetos espinosos. Los gatos sufren más gatos porque luchan por el derecho a ser dueños de la hembra actual. Los gatos no pelearán por los machos.

    Entre las mascotas que viven en apartamentos de edificios de gran altura y que no dan a la calle, la patología prácticamente no ocurre (porque no hay nadie con quien luchar).

    Se produce un absceso dental con inmunidad y desnutrición reducidas. Las partículas de comida se adhieren a las encías, bajo la influencia de los microbios se forma una placa. Gradualmente, la masa se endurece, se forma un cálculo dental y se desarrolla gingivitis. Si no se trata, se desarrolla caries o enfermedad periodontal y se produce un absceso.

    Se forma un absceso paraanal durante el desbordamiento prolongado de las glándulas causado por los siguientes factores:

    • estreñimiento o diarrea
    • irritación por la liberación de fragmentos o helmintos completos,
    • disbiosis como resultado del uso prolongado de antibióticos,
    • obesidad
    • cambios seniles
    • nutrición constante de alimentos líquidos,
    • adynamia
    • predisposición congénita

    No se pueden detectar signos de un absceso emergente en las primeras etapas. Los gatos toleran estoicamente el dolor, y los propietarios notan que algo anda mal con la mascota, antes de que el absceso madure y, a veces, después de abrirlo.

    ¿Por qué aparece él?

    En general, aparece un absceso debido al daño de la piel. Por ejemplo, debido a una astilla, que incluso si se retira, la suciedad y los microbios ya pueden ser transportados a la herida.

    Varios representantes de microbios piógenos forman un foco de inflamación en el que se acumula pus. Debido al hecho de que el pus no puede salir, al estar cubierto por una costra o piel, se forma un absceso.

    Tipos de abscesos, causas y síntomas.

    La causa más común de abscesos son las peleas con animales. Las principales armas de los "oponentes" son las garras y los dientes. La mordedura de otro gato o rata forma una herida profunda sin sangrado activo, cuya parte abierta se retrasa rápidamente. Se forma un "vaso" en el cuerpo del animal con sangre coagulada, proteínas (saliva) y bacterias. Los glóbulos blancos atacan activamente a los "enemigos", como resultado de lo cual se forma exudado (líquido, pus, anémona), que debe salir al exterior. Si la herida no se limpia a tiempo, se forma un sello con un absceso purulento.

    Importante! Si su gato tuvo una pelea con otro animal, examine cuidadosamente los lugares de posibles mordeduras, busque pinchazos o rasguños en el cuello, la cabeza, la cruz y la cola. De las heridas cerradas, debe eliminar las costras después de remojarlas, luego tratar las áreas afectadas con un antiséptico y controlar cuidadosamente las tendencias.

    Dependiendo del cuadro clínico, se distinguen los siguientes tipos de abscesos:

    • Superficie - se forman a partir de rasguños o picaduras poco profundas. La piel es roja, con un punto o parche blanco. Muy a menudo, estos abscesos se abren sin intervención.
    • Profundo - se forman a partir de picaduras profundas, con mayor frecuencia en el sitio de punción con un colmillo. La superficie de la piel es dolorosa, pero puede no diferir externamente, con la palpación, se siente un sello.
    • Picante (picante) - inflamación que ocurre rápidamente, con mayor frecuencia, acompañada de auto apertura.
    • Frio - Muy a menudo, abscesos profundos que son de naturaleza crónica. La enfermedad puede durar años y volver a ocurrir.
    • Benigno - En el exudado, un mayor número de glóbulos blancos están vivos. La inmunidad rechaza activamente el tejido afectado, lo que conduce a la formación de un pus espeso normal de color blanco-amarillo sin un olor penetrante.
    • Maligno - la mayoría de los glóbulos blancos en el exudado están debilitados o muertos, las bacterias malignas están activas. Sin tratamiento, el absceso ingresa a la etapa patológica con la propagación de pus en los tejidos circundantes (flemón).

    De hecho, no importa qué tipo de absceso tenga su animal, cualquier inflamación debe diagnosticarse y tratarse a tiempo. En la foto de abajo, la forma "clásica" del absceso superficial, sin embargo, la "imagen" puede variar mucho en cada caso.

    Cómo tratar heridas, abscesos (abscesos)

    Las heridas, cortes y mordidas requieren atención especial debido al hecho de que la infección puede ingresar a la herida, que desde la herida ingresa al torrente sanguíneo. Y si por alguna razón el cuerpo de su gato se debilita o el sistema inmunitario de su mascota es débil desde el nacimiento, la infección puede causar envenenamiento de la sangre (sepsis) o bacteriemia, y esto puede conducir a la muerte del animal.Por supuesto, lavar las heridas de un gato es una tarea difícil, el animal probablemente resistirá, no es posible explicarle que esto se hace por su propio bien. Pero aún así, el lavado debe hacerse. Para la desinfección de heridas, el peróxido de hidrógeno, que probablemente se encuentre en cualquier botiquín casero o clorhexidina, es bastante adecuado. ¡No lave la herida con yodo o verde brillante! Solo la piel alrededor de la herida puede tratarse con estos agentes. Además, para prevenir una posible infección, no le hará daño administrarle al gato una inyección de antibióticos. Como, por ejemplo, sinulox, 50 mg, dos veces al día, durante siete días. El curso debe ser completo, de lo contrario no tendrá sentido los antibióticos.

    La mayoría de las heridas se inflaman, la piel cerca de la herida se enrojece y se hincha. Pero esto generalmente toma alrededor de dos días. Si la inflamación, el enrojecimiento, el dolor y el calor en la herida no pasan y se agrega secreción purulenta de la herida, entonces debe consultar a un médico. Todos estos signos, signos de un absceso.

    Cómo tratar un absceso.

    Un absceso o, de manera simple, úlceras es la aparición de pus debajo de la piel causada por la muerte de las células del tejido muscular. Un absceso se acompaña de dolor, la piel alrededor de la herida se hincha, se enrojece, se siente caliente al tacto, el pus se acumula en la herida y debajo de la piel que la rodea. Muy a menudo, las heridas comienzan a supurarse si se obtienen como resultado de una mordedura o rasguño causado por otros animales. Sucede que los propietarios no notan de inmediato un absceso, mientras que el pus en forma de una masa pegajosa blanca, amarilla o verde amarillenta, a veces mezclada con sangre, comienza a sobresalir de una herida pequeña y cubierta de costras. En Kosh, las úlceras aparecen con mayor frecuencia en la cabeza en el área de las mejillas y las orejas, en las patas y en la base de la cola. Raramente, pero aún se encuentra en los tejidos detrás de los ojos. Estos abscesos se acompañan de dolor intenso, incluso es doloroso para el animal abrir la boca. Los ojos al mismo tiempo parecen abultados, como abultados.

    Por lo general, los abscesos se eliminan quirúrgicamente. El médico abre el absceso maduro y lo limpia con un paño suave con un desinfectante, generalmente peróxido de hidrógeno. Y luego se prescribe un tratamiento con antibióticos con el tratamiento diario obligatorio de la herida.

    Si no es posible consultar a un médico, puede hacer frente a los abscesos por su cuenta, observando reglas no difíciles de higiene y desinfección.

    Primero, debe determinar si el absceso ha madurado o no. Para hacer esto, debe sentir suavemente el área hinchada alrededor de la herida y si, debajo de los dedos, sintió un tubérculo suave y lleno de pus, el absceso ha madurado, puede abrirlo. Si el tubérculo es sólido y no está maduro, entonces es posible acelerar el proceso de maduración aplicando una compresa tibia al área afectada 3-4 veces al día. Además, la compresa previene la propagación de la infección y promueve el suministro de sangre al área afectada del cuerpo. A veces, muy raramente, en los gatos con un absceso, la temperatura aumenta. En este caso, no puede poner una compresa. Al principio, debe bajar la temperatura "lea sobre la temperatura, aquí". Y así, cuando determine que el absceso ha madurado, debe retirar cuidadosamente la costra, ya que previamente ha desinfectado la herida, la piel y el pelaje alrededor de esta herida. La sarna debe eliminarse con un hisopo de gasa sumergido en peróxido de hidrógeno. Después de quitar la costra, abriendo así el absceso, con los dedos envueltos en una gasa humedecida con un desinfectante, exprima cuidadosamente el pus de la herida. Y luego enjuague la herida con algodón o gasa enrollada alrededor de un fósforo o un palillo de dientes y humedezca con un desinfectante. Enjuague la herida dos veces al día con peróxido de hidrógeno, remojándola con algodón.

    Métodos de tratamiento

    Los especialistas veterinarios tratan los abscesos quirúrgicos quirúrgicamente. Se abre la cápsula, se libera pus, se desinfectan las paredes de la cavidad. Sutura, inserte el drenaje para la salida del exudado. Se prescriben antibióticos orales o parenterales, o se prescinden de ellos. A discreción del veterinario, la cirugía se puede realizar sin sutura. La herida se desinfecta con uno de los siguientes medios:

    Se abre un absceso, se lava la boca con un antiséptico y se recetan antibióticos. Para uso alimentario, alimento húmedo preparado premium o superior.

    Con la paraproctitis, ayuda la limpieza de las glándulas perianales, que es realizada por un veterinario o un felinólogo experimentado. El área afectada se trata con ungüento de cloranfenicol o clorhexidina. Si se ha formado un absceso o se ha formado una fístula, las glándulas paraanales se extirpan, suturan y tratan con una pomada, polvo o aerosol para curar heridas, que será recetado por un veterinario.

    Proceso de formación de abscesos

    Entonces, en este absceso, se forma la maduración del absceso y, sin la intervención de un veterinario, aumentará gradualmente su volumen, por así decirlo, para madurar. La piel de la que está tensada se estirará y sobresaldrá bajo la influencia del pus.

    Al final, se adelgaza y se rasga, salpicando el pus acumulado. Si un absceso se formó bajo la acción de una astilla u otro objeto extraño que no se sacó, entonces también sale con supuración.

    La herida que queda en el área donde el absceso maduró luego se forma en una cicatriz. Sin embargo, no todo es tan simple. Es posible que el cuerpo no tenga suficiente fuerza para deshacerse del absceso en sí, ya que el pus es demasiado profundo debajo de la piel. En este caso, si no puede salir de forma independiente, la infección aumentará de escala.

    El pus con gérmenes se extenderá aún más a través de los tejidos. Después de que ingresan a la sangre, comenzará la sepsis.

    Vkontakte
    Pinterest