Sobre animales

Estudios de población de aves con captura y marcado estacionario a largo plazo Texto de un artículo científico en la especialidad - Ciencias biológicas

Pin
Send
Share
Send


La condición decisiva para mantener el stock avícola y aumentar la rentabilidad de la avicultura en grandes granjas avícolas de tipo industrial es la implementación de un conjunto de medidas preventivas planificadas destinadas a prevenir la incidencia de las aves y aumentar su productividad.

Todos los especialistas deben resolver esta tarea, desde un veterinario y un especialista en ganadería hasta personal técnico y de ingeniería. Para controlar de manera competente la correcta observancia de los procesos tecnológicos en la avicultura, el veterinario debe conocer no solo sus problemas veterinarios especiales, sino también estar familiarizado con los métodos necesarios de alimentación y mantenimiento de la tecnología, que afectan directamente la productividad y la incidencia del ave.

Si en condiciones de LPH y granjas campesinas, el ave puede regular en gran medida el régimen del día y la ingesta, especialmente con contenido de campo libre, de minerales y vitaminas en el cuerpo, entonces, en condiciones de avicultura industrial, los especialistas junto con el personal técnico y de ingeniería deben eliminar las violaciones en la alimentación y el mantenimiento de las aves de corral. .

En primer lugar, es necesario cuidar constantemente la adquisición de un rebaño de cría en toda regla, la provisión de capas reproductoras durante todo el año con alimentos completos y observar estrictamente el régimen de cuidado y mantenimiento.

Para la incubación, debe seleccionar cuidadosamente los huevos. Un huevo para incubar debe cumplir con los requisitos no solo en términos de peso, forma, condición de la cáscara, sino también en el contenido de vitamina A en las yemas, para lo cual los huevos que llegan al criadero de aves de corral deben someterse a un análisis exhaustivo de laboratorio.

En el pollo, los huevos para incubar deben cumplir los siguientes requisitos: el peso de los huevos no es inferior a 50 g, el grosor medio de la cáscara es de 0,33 mm, el peso específico de los huevos es de 1,075-1,090, el contenido de vitamina A en 1 g de yema es de al menos 6 μg, carotenoides 18 μg, riboflavina 4 μg , incubabilidad: al menos el 85% de los huevos puestos.

De los huevos biológicamente defectuosos recibidos para la incubación, se incuban pollos distróficos, entre los cuales hay una mayor mortalidad, a pesar de las buenas condiciones posteriores a la incubación para la cría posterior.

La productividad de las aves de corral nacidas de huevos defectuosos es muy baja. El cumplimiento de las normas del régimen de incubación por parte de los propietarios de aves de corral es uno de los indicadores decisivos de la conservación del crecimiento, la productividad y la morbilidad de las aves jóvenes.

Los especialistas deben ejercer un control diario sobre la provisión de aves adultas y animales jóvenes con alimentos completos. Al monitorear, se debe prestar especial atención al equilibrio de la dieta para proteínas, vitaminas y minerales. Una dieta de proteínas debe satisfacer la necesidad de proteínas de las aves y ser completa en términos del contenido de aminoácidos esenciales, por lo tanto, el alimento para animales debe incluirse en la dieta de las aves.

No debe permitirse que la proporción de proteínas en la dieta supere el 25-30%, y la alimentación animal -5-7%. Cuando se introducen antibióticos, vitamina B12 o colina en la dieta, disminuye la necesidad de aves de corral en la alimentación animal. Cuando se sobrealimenta a un ave con un exceso de proteína, le causa un daño significativo debido al envenenamiento del cuerpo con sales de ácido úrico.

A lo largo de todo el período de vida, se debe proporcionar a las aves jóvenes y adultas, teniendo en cuenta el estado fisiológico y la productividad, un alimento mineral que contenga sodio, calcio, fósforo y oligoelementos. En las granjas avícolas, la necesidad de aves de corral en alimentos minerales se proporciona, como regla, debido a los alimentos compuestos especializados.

La provisión de aves de corral en vitaminas se logra mediante la introducción constante de harina de hierbas, verduras hidropónicas, alimentos suculentos (zanahorias, calabaza, repollo, papas, etc.) en la dieta. Con la falta de fuentes naturales de vitaminas, se introducen en la dieta concentrados de vitaminas A, D, E, levadura, colina, etc.

Para evitar la atonía del tracto gastrointestinal, no permita la sobrecarga dietética de fibra (no más del 4-6% de la dieta) y controle la disponibilidad de grava o concha.

Para la prevención de desechos jóvenes, es necesario observar cuidadosamente el régimen de alimentación, la calidad y la preparación de los alimentos para la alimentación. En el período posterior a la incubación, los animales jóvenes se alimentan de 5 a 6 veces al día con un puré de alimentos harinosos, vitamínicos y minerales, los granos enteros comienzan a introducirse en la dieta entre los 1,5 y los 2 meses de edad. Se recomienda a los propietarios de LPH y granjas campesinas que utilicen ampliamente cultivos de yogur, acidophilus, requesón y caldo de acidophilus para alimentar a los animales jóvenes.

Siempre se debe proporcionar al ave abundante agua potable limpia con una temperatura de al menos 12 °.

Todos los alimentos que entran en la economía, y principalmente los alimentos de origen animal (carne, carne, huesos, pescado, etc.), excepto el control organoléptico, deben someterse a control microbiológico. Los propietarios de granjas domésticas privadas y granjas campesinas deben organizar tres grupos de aves y verificar la alimentación que alimentan: la primera es la norma normal, la segunda es la norma doble, el tercer grupo se deja como control (en la alimentación anterior).

En la avicultura, como en ninguna otra industria ganadera, la condición decisiva para la prevención de enfermedades avícolas es el cumplimiento de las condiciones y el cuidado de la salud animal. Los gallineros deben construirse en lugares elevados, principalmente con suelo franco arenoso, a menos de 500 metros de edificios residenciales y ganaderos y a 1000 metros de empresas químicas.

Los dispositivos de ventilación y calefacción deben cumplir los requisitos de cumplimiento de las condiciones de temperatura y humedad. La temperatura óptima para gallinas ponedoras es de 10-12 °
, la humedad relativa no debe superar el 55-65%. En los primeros 20 días después de la incubación, los animales jóvenes se mantienen a la siguiente temperatura: pollos a 28-29 °, pollitos de pavo a 29-31 °, patitos y gansos a 27-28 °. En el futuro, la temperatura se reduce gradualmente en aproximadamente 3-4 ° por semana. Los pollos y pavos de 1,5 meses de edad, y los pichones y patitos de 3 semanas de edad no necesitan calefacción adicional en primavera y verano.
Un requisito previo para la prevención de enfermedades de aves de corral adultas y animales jóvenes es el estricto cumplimiento de los estándares de siembra, de acuerdo con las recomendaciones e instrucciones de acuerdo con el método de cultivo adoptado por la granja (celda, batería, en el piso, etc.).

Al elegir grupos (capas, pollos de engorde, animales jóvenes en crecimiento, etc.), es necesario seleccionar aves de la misma edad. Al mantener a las gallinas ponedoras de diferentes edades en una casa común, los animales jóvenes menores de 5 meses de edad durante las largas horas del día y la alimentación abundante se enferman con salpingoperitonitis, su metabolismo se ve afectado, lo que conduce al sacrificio temprano del ave. Durante el cultivo de aves acuáticas, los pavos, así como las granjas avícolas individuales con un ganado de cría de gallinas ponedoras, en la práctica de caminata de verano de reproductores y animales jóvenes, así como el mantenimiento del campamento en casas móviles, se practica ampliamente. Al mantener al ave en el piso o en la cama profunda en la casa, es recomendable tener áreas para caminar (camas de bronceado). Basado en ½-1/6 área utilizable de la habitación.

Al mantener a los patos en reservorios cerrados que no fluyen, los propietarios de aves deben observar estrictamente la velocidad de aterrizaje (no más de 150-200 cabezas por 1 ha de espejo de agua).

Las aves jóvenes de aves acuáticas se mantienen en estanques separados, por separado de las aves adultas, los dueños usan los estanques (estanques estancados) de tal manera que los animales jóvenes no se colocan en esos estanques donde el ave adulta estaba el año anterior.

Al mantener a las gallinas en una habitación, vigilan cuidadosamente la observancia de las horas del día, teniendo en cuenta el estado fisiológico y la productividad del ave. Se recomienda usar irradiación artificial de aves de corral con mercurio-cuarzo o lámparas UV.

Un vínculo importante en la prevención de enfermedades avícolas es el mantenimiento de los gallineros y sus alrededores en buenas condiciones sanitarias.
Los propietarios de granjas domésticas privadas y granjas campesinas con un pájaro en sus explotaciones deben realizar una preparación adecuada antes de que la casa sea colonizada por un pájaro, a saber:

  • realizar una limpieza mecánica exhaustiva de la habitación de la basura vieja y el estiércol de pollo,
  • Después de la limpieza mecánica, desinfecte las instalaciones y el equipo con una solución de soda cáustica al 2% caliente u otro desinfectante.
  • para blanquear las paredes y el techo con una solución de cal recién apagada,
  • Unos días antes de plantar el pájaro en la casa, colocamos una camada, cuyo grosor debe ser de 5-6 cm en verano y de 10-15 cm en invierno. Al mismo tiempo, la basura utilizada debe estar suelta y adsorber bien la basura líquida con la microflora patógena en ella. Como propietarios de LPH y KFH, la basura debe reemplazarse regularmente por fresca. En aquellos lugares donde se contamina más rápido (cerca de comederos y bebederos), debe cambiarse con la mayor frecuencia posible,
  • Antes de entrar a la casa, equipamos un deokovryk empapado en una solución desinfectante (es mejor usar una solución de creolina al 5%). En verano, se humedece periódicamente, y en invierno debe colocarse dentro de la casa, agregando una solución de cloruro de sodio al 8-10%. Siempre debe haber una cama limpia en los nidos de gallinas ponedoras,
  • Para la prevención de parásitos en la casa de las aves de corral debe haber una caja con cenizas de madera mezcladas con insecticidas en polvo.Los propietarios de aves de corral deben realizar días sanitarios al menos una vez al mes en gallineros y granjas avícolas durante las cuales limpian, blanquean, desinfectan y realizan reparaciones menores de las instalaciones y Los propietarios deben recordar que su observancia de los estándares de higiene de alimentación y mantenimiento, además de la prevención de enfermedades no transmisibles, ayuda a aumentar la resistencia inmunobiológica de las aves a la infección. infección y enfermedades invasivas Una medida importante para preservar la salud del ave y aumentar su productividad en condiciones de avicultura industrial intensiva es la realización de exámenes clínicos y de laboratorio de rutina del ave, incluidos exámenes clínicos selectivos, sangre y heces, exámenes post mortem, estudios especiales para excluir infecciones y enfermedades infecciosas. enfermedades invasivas

Para crear un ganado saludable y altamente productivo, las granjas avícolas realizan exámenes médicos. Al realizar un examen clínico:

  • Estudio clínico de ganado. Al realizar un estudio clínico, se estudia el comportamiento del ave en su estado natural (ingesta de alimentos, somnolencia, coloración de derivados de la piel, muda, mordedura, paresia y parálisis de las extremidades, número y color de la camada, etc.), después de lo cual se realiza un estudio selectivo de muestras individuales de aves con termometría, examen de la cavidad oral y laringe, palpación, etc.
  • El estudio del tipo y nivel de alimentación, microclima, edad y composición de la raza del ave, incidencia, mortalidad y sacrificio de aves de acuerdo con datos estadísticos, métodos de prevención general y específica.
  • Autopsia postmortem seleccionada de varios especímenes de aves de diferentes grupos de edad.
  • Pruebas diagnósticas especiales de laboratorio de aves de corral, embriones y huevos: análisis de sangre selectivos para proteínas totales, calcio, fósforo, fosfatasa alcalina, determinación de vitamina A en el hígado, se abren al menos 100 embriones de cada lote de huevos incubados para determinar las causas de mortalidad embrionaria. cada lote toma 10-20 huevos para determinar el grosor y la resistencia de la cáscara, la gravedad específica, el índice de proteínas y yema, el contenido de vitamina A, los carotenoides y la riboflavina.

Con base en los resultados del examen clínico, se toman medidas para la prevención grupal y la terapia con el objetivo de eliminar la incidencia y aumentar la productividad del ave. El acto del examen médico se discute en una reunión de producción ampliada, donde se nombran funcionarios responsables para la implementación de los puntos planificados en los eventos.

El texto del trabajo científico sobre el tema "Estudios de población de aves con captura y marcado estacionario de varios años"

Russian Ornithological Journal 2010, Volumen 19, Express release 564: 659-670

Estudios de población de aves con captura y marcado estacionario de varios años.

Instituto Zoológico de la Academia de Ciencias de Rusia, University Embankment, 1.

San Petersburgo, 199034, Rusia. Correo electrónico: [email protected], [email protected]

Recibido el 16 de abril de 2010

Los estudios poblacionales ecológicos de animales comenzaron a desarrollarse solo a principios del siglo XX. Su objetivo era estudiar una variedad de factores naturales que afectan la formación y transformación de las poblaciones naturales, lo que creó la base para el manejo racional de la naturaleza y la conservación de la naturaleza. En nuestro tiempo, la intensificación de los estudios poblacionales y ambientales está determinada por la necesidad de una identificación detallada de todos los mecanismos biológicos que subyacen a la formación y la dinámica de la estructura de las poblaciones y comunidades de organismos vivos.

Una de las áreas relevantes de la investigación biológica en el último cuarto de siglo es el estudio de la dinámica del número y la estructura de las poblaciones animales en diferentes condiciones naturales. El conocimiento de los mecanismos reguladores que soportan un cierto número de poblaciones naturales consiste en estudios de variaciones en los parámetros demográficos: fertilidad, mortalidad, composición por edad y género, procesos de emigración e inmigración. El estudio de los cambios en la estructura de abundancia y edad es especialmente importante en relación con las tendencias actuales en el calentamiento global y el aumento de la urbanización.

Se realizaron muchos estudios de dinámica de poblaciones en aves, que determinaron la aparición de varias hipótesis sobre los patrones de cambio en los números y contribuyeron de manera importante a la ecología de las poblaciones animales. La ecología de la población es una de las áreas más importantes de la investigación ornitológica. En el arsenal de sus métodos, junto con las observaciones visuales tradicionales, existe un método de etiquetado individual (timbre) que durante mucho tiempo se ha demostrado que es efectivo. Más de cien años de su existencia, el timbre ha proporcionado un éxito significativo en muchas áreas de la ornitología, especialmente en el estudio de la migración y la demografía. En Europa, por ejemplo, alrededor de 4 millones de aves anidan anualmente, y se han recibido más de 2 millones de devoluciones de anillos durante el siglo XX (Spina 1998).

La mayoría de las organizaciones de anillamiento de aves centran sus esfuerzos en atrapar y marcar aves migratorias, obteniendo resultados significativos en el primer año de operación. Sin embargo, los estudios de población exhaustivos solo son posibles con la captura y anillamiento estacionario de las aves que anidan y el monitoreo posterior a largo plazo de los individuos marcados. Este método le permite obtener datos precisos sobre muchos aspectos de la biología de las especies de aves estudiadas, lo cual es casi imposible con otros métodos de investigación. El estudio de las aves reproductoras, incluso ocasionalmente, a menudo se acompaña de bandas de polluelos y, a veces, aves adultas.Sin embargo, solo el etiquetado sistemático a largo plazo de individuos de la misma población en los mismos lugares mediante la captura y anillamiento anual de aves adultas, sus polluelos y aves jóvenes sirve como una fuente inagotable de acumulación de los datos más valiosos que forman la base para un estudio exhaustivo de la población.

En Rusia y la antigua URSS, solo unas pocas instituciones han llevado a cabo ese etiquetado poblacional de aves planeado durante décadas. A pesar de esto, la variedad de especies de aves estudiadas en este caso fue bastante grande. Por ejemplo, la población de la gaviota de cabeza negra Larus ridibundus (Viksne 1968), la focha Fulica atra (Bloom 1973), la Aythya fuligula negra con cresta y la Anas clypeata de punta ancha (Mikhelson et al. 1977, Mihelsons et al. 1985) se estudiaron en Letonia de esta manera, en Estonia. con la gaviota de cabeza azul Larus canus (Onno, 1968), en la Reserva de Oka - el martín pescador Alcedo atthis (Numerov, Kotyukov 1984, Kotyukov 2000), el devorador de abejas dorado Merops apiaster (Lavrovsky 2000) y el veloz negro Apus apus (Kashentseva 1982), en el Mar Negro - ella totanus, gallo de mar Charadrius alexandrinus (Siohin et al. 1988) y riparia riparia costera (Chernichko 1998). El mayor número de estudios de población se llevó a cabo en especies de anidación hueca, y principalmente en dos de ellas: el Carbonero Parus major y el papamoscas Ficedula hypoleuca en diferentes regiones (Polivanov 1957, Vilbaste, Leivits 1986, Numerov 1987, 1995, Zimin 1988, Artemyev 1993, 1998, Moskvitin, Gashkov 2000, etc.).

Se produjo un aumento significativo en los estudios de población después de la fundación de estaciones ornitológicas, donde la captura y anillamiento de aves se realizó de forma continua de abril a noviembre. En el noroeste del país, esta es la Estación Biológica Rybachy del Instituto Zoológico de la Academia de Ciencias de Rusia en el Curonian Spit del Mar Báltico, operando desde 1956, la Estación Ornitológica Ladoga "Gumbaritsy" del Instituto Biológico de la Universidad de San Petersburgo - desde 1968, el Instituto Mayachino adyacente a ella biología de la rama de Karelia de la Academia de Ciencias de Rusia, desde 1979, así como de la reserva natural de Kivach (distrito de Kondopoga de Karelia), donde se realiza la llamada desde 1971.

Estos puntos se han convertido en centros de estudios de población en la región noroeste de Rusia, principalmente paseriformes, sus migraciones y todos los aspectos del comportamiento territorial. Aquí, las principales especies modelo, además de las tradicionales, como el carbonero común y el papamoscas común, también fueron el pinzón Fringilla coelebs, el remix verde de Hippolais icterina, la curruca de halcón Sylvia nisoria y la curruca curler S. curruca (Muzaev 1981, Dolnik 1982, Paevsky 1985, 1987, 2008, 2008 , Sokolov 1991, Payevsky et al.2003), Erithacus rubecula (Zimin 1988), currucas del género Acrocephalus (Fedorov 1996, Popelnyuh 2002), curruca Phylloscopus trochilus (Lapshin 1987, Paevsky 2008). Sobre la misma y otras especies de paseriformes, se llevaron a cabo estudios de población muy interesantes en otras regiones (Kovshar 1979, Bardin 1986, Shutov 1986, Chernyshov 1986, 1991, Ryabitsev 1993, Ryzhanovsky 1997, Chernichko 1998).

Hay un número significativo de métodos para la captura de aves, tanto la captura masiva de aves migratorias como la captura individual de aves anidadoras. Se dedican varias monografías a la descripción de diferentes métodos (Bub 1969, 1991, Ilyichev 1976, Busse 2000). Cabe destacar que los métodos de captura tan utilizados como las redes de telarañas, así como las trampas estacionarias del tipo Rybachinsky, pueden utilizarse igualmente para la captura de aves migratorias y para la captura en el verano de individuos de poblaciones reproductoras. Por ejemplo, en Curonian Spit, las trampas de pesca funcionan no solo durante los períodos de migración, sino durante toda la temporada de verano. Además de los migrantes, las aves locales que anidan están atrapadas. Muchos de ellos son atrapados repetidamente en el mismo o en años posteriores. Individuos individuales ingresan a la trampa de 2 a 30 veces en un verano, y en ocho casos incluso anidan en los arbustos ubicados dentro del frente de la trampa. Por lo tanto, se puede considerar que la población local de aves está sujeta a un control individual regular en el entorno natural, lo cual es muy importante en los estudios de ecología de la población (Dolnik, Paevsky 1976, Paevsky 2008).

Además de sonar con anillos metálicos ordinarios, existen al menos diez formas diferentes de etiquetado individual adicional de aves para identificarlas visualmente a distancia (Vinokurov, Kishchinsky 1976). Para estudios de población, especialmente paseriformes, lo más adecuado es el uso de anillos de plástico de colores claros en diferentes combinaciones de colores y coloración parcial del plumaje de las aves.

La captura y anillamiento de aves en la mayoría de los casos se acompaña de un examen y mediciones intravitales detallados. Gracias a los programas desarrollados en estaciones ornitológicas, la oportunidad surgió muy rápidamente, en segundos, para registrarse

para medir el sexo y la edad en las aves, tome las medidas necesarias, registre el estado de muda y la etapa del ciclo reproductivo (Noskov, Gaginskaya 1972, Dolnik 1976, Vinogradova et al. 1976, Noskov, Rymkevich 1977, Busse 1984, Bub 1985). Gracias al examen intravital, el anillado ha pasado de ser una actividad poco eficiente (con respecto al porcentaje de informes de aves anilladas) a un proceso altamente eficiente para obtener datos científicos importantes sobre las aves que viven en su hábitat natural. Los materiales de captura y anillado, combinados con el análisis intravital, brindan oportunidades para un amplio campo de actividad en términos de estudios de población.

El análisis de la estructura de edad y sexo de la población mediante el atrapamiento implica conocer los signos externos de sexo y edad, lo que en algunos casos representa la parte más difícil del examen in vivo, incluso cuando se utilizan las referencias anteriores. Los signos de la edad en las aves son específicos de cada especie, aunque hay una serie de detalles comunes. Entonces, antes del final de la muda post-juvenil, los jóvenes de muchas especies son identificados por plumas individuales de atuendos juveniles, que son muy diferentes del plumaje de las aves adultas. Después de la muda, se pueden distinguir de los adultos por la presencia de ciertas partes del plumaje que naturalmente no se desvanecen a esta edad, especialmente algunas grandes plumas de la cubierta secundaria superior superior que forman un contraste de color con la parte descolorida de estas plumas. Además, en muchas aves jóvenes en otoño, el cráneo aún no está completamente neumatizado, lo que, por ejemplo, se puede ver en los paseriformes cuando las plumas se separan y la piel se desplaza sobre el cráneo.

Dependiendo de las tareas específicas planteadas, el número de parámetros registrados durante la inspección y medición de aves puede aumentar. Posteriormente, estos materiales se transfieren de revistas escritas a mano a una computadora, formando un banco de datos (Morozov, Efremov 1995, Afanasyev, Mytareva 2005), y se analizan al resolver ciertos programas científicos. Como lo demuestra la experiencia, el operador que transfiere los datos de la revista a la computadora debe ser un ornitólogo, que participa en la captura y el examen de las aves. De lo contrario, como regla general, se producen muchos errores que niegan todo el trabajo que lleva mucho tiempo realizado.

La información que se puede obtener utilizando los métodos anteriores es muy diversa. Convencionalmente, se puede dividir en tres grupos:

1) los indicadores físicos de las aves: peso y tamaño corporal (con mayor frecuencia la longitud del ala), la cantidad de depósitos de grasa subcutánea, la etapa del proceso de muda, signos de reproducción (desarrollo de la protuberancia cloacal, etapa de la mancha),

2) la especie y la composición intraespecífica de las aves capturadas: la proporción del número de individuos de diferentes especies, sexo y edad, las fechas y la hora del día de su captura (sin embargo, la definición de subespecies de cada individuo capturado sin comparación con el material de recolección es imposible en la mayoría de los casos),

3) datos sobre la captura repetida de aves anilladas y el regreso de los anillos desde los lugares de migración e invernada: el momento de la aparición en el territorio controlado o al abandonarlo, la dirección del movimiento, el momento del inicio y el final de la reproducción, las etapas del cambio de plumaje (muda post-juvenil y post-nupcial, la proporción de muda y cría , muda y migración, tiempo y edad de inicio de la muda, su integridad), determinación de la supervivencia de las aves mediante programas especiales, tiempo y edad de formación de la filopatía, es decir relaciones con el territorio de la futura anidación.

Uno de los objetivos principales de los estudios de población es determinar los factores que afectan la dinámica del número de poblaciones de animales naturales. La determinación del tamaño absoluto de la población en la mayoría de los casos es imposible, y para estas estimaciones, los investigadores utilizan diferentes indicadores relativos. El grado de precisión con el que estos indicadores relativos reflejan números absolutos es siempre una cuestión discutible. En primer lugar, debido a que el número es el resultado de varios procesos de población: fertilidad, mortalidad, emigración e inmigración, sin embargo, el estudio de todos estos componentes en su totalidad en un estudio es casi imposible.

Existen varios enfoques para cuantificar el estudio de una población individual de aves. El primero consiste en un estudio a largo plazo de la dinámica de las aves reproductoras, cuando, según los censos visuales, la abundancia y la tasa de natalidad se registran anualmente, y luego, de acuerdo con los datos de etiquetado individuales, se analiza la mortalidad y se compara todo el complejo de factores ambientales relevantes (calculando correlaciones) con la dinámica de la población y los parámetros demográficos. El segundo enfoque es experimental, cuando se realizan manipulaciones con cambios en la densidad de las aves reproductoras en poblaciones bien estudiadas para determinar la proporción del número y la capacidad del hábitat. El tercer enfoque para el estudio de los procesos de población se basa en un análisis del número de aves capturadas anualmente (con el propósito de anillar) en estaciones ornitológicas y su comparación con factores ambientales para establecer relaciones causales. Finalmente, el cuarto enfoque es que, además de analizar el número simple de aves capturadas, el método de marcado y recaptura se ha utilizado durante mucho tiempo para determinar el número total de poblaciones. Al mismo tiempo

Hay diferentes formas de resolver este problema (Coley 1979, Norris, Pollock 1996).

Una de las preguntas importantes del análisis comparativo al determinar las causas de la dinámica de la población es si es necesario determinar otros indicadores demográficos. Teóricamente, la relación entre el cambio observado en los números y los cambios en las variables externas puede ser suficiente para decidir sobre las causas del fenómeno, y no se requerirán otros datos. Sin embargo, como se mostró (Green 1999), existen varias razones por las cuales los datos demográficos pueden ser muy valiosos cuando se utilizan métodos comparativos. En primer lugar, es posible que la correlación obtenida sea aleatoria y, de hecho, el factor estimado, aunque cambia de manera similar a la disminución del número de aves, no es una verdadera causa de la disminución. En este caso, los datos sobre el éxito de la reproducción y la supervivencia pueden reducir el riesgo de un diagnóstico incorrecto, ya que se puede determinar un mecanismo demográfico de influencia. En segundo lugar, la información a largo plazo sobre el número de aves anilladas crea índices de tamaño de población adicionales a los datos disponibles sobre programas de contabilidad visual para las aves que anidan. Por ejemplo, el British Ornithological Trust ha desarrollado índices del tamaño de la población a partir de resultados estandarizados de anilla de aves (Peach et al. 1998). En tercer lugar, los resultados de la captura y el anillado brindan una oportunidad no solo para calcular la tasa de supervivencia anual mediante programas especiales, sino también para proporcionar estimaciones de productividad, ya que la proporción de aves jóvenes en las capturas de otoño en las estaciones ornitológicas puede considerarse en muchos casos como un índice de productividad (Green 1999, Payevsky, Shapoval 2002).

Usando cualquier método estándar de captura y examen de aves, uno puede estudiar la biología de poblaciones y especies de manera bastante eficiente. El estado fisiológico de las aves reproductoras, migratorias y migratorias, el momento y la duración de las etapas individuales de los ciclos de vida estacionales, los ritmos diarios de actividad y la influencia de factores externos en todos estos procesos se registran en la mayoría de los casos sin ninguna dificultad y proporcionan una base de datos significativa para el análisis posterior. Sin embargo, existen serias dificultades y diferencias de opinión con respecto a una serie de materiales obtenidos de la captura a largo plazo. En primer lugar, esto se refiere a los patrones de dinámica de la población, revelados por los datos de captura.

La capacidad de estudiar la dinámica del número de aves a partir de los datos de captura se ha discutido en numerosas publicaciones, desde

El conocimiento del número de aves capturadas para este propósito puede estar lleno de fuentes de errores fatales (para los puntos principales, ver: Vegshoy, YasYepkeg 1975, Paevsky 1985, 2008, Sokolov et al. 2001). El método de captura se reconoce como una forma confiable de tener en cuenta la dinámica de los números solo bajo la estricta observancia de una serie de condiciones, a saber: la captura se realiza de año en año en el mismo lugar por las mismas trampas y con el paisaje del lugar de captura sin cambios. Al comparar diferentes métodos para contar la abundancia en estudios de población de aves, resultó que los recuentos visuales a lo largo de la ruta dan la mayor incertidumbre, los datos de captura de aves son los menos inciertos, y los recuentos de pares de anidación son los menores.

Las ventajas indudables del método de captura son la capacidad de tener una fiabilidad completa para determinar la afiliación de la especie, así como el sexo y la edad de las aves. Al mismo tiempo, es obvio que este método es adecuado solo para aquellas especies que se capturan regularmente, y la ubicación de las redes y trampas determina la composición predominante de las especies de las aves capturadas. El número de aves atrapadas por trampas, como la cenicienta, el tordo pequeño y las tetas, es muchas veces mayor que su número, que se tiene en cuenta visualmente. Es muy significativo que, por ejemplo, las trampas tipo Rybachinsky atrapen a los migrantes nocturnos al comienzo, al aterrizaje y, a veces, en la noche misma, y ​​su número en trampas es tan grande como el número de migrantes diurnos.

Otro tema controvertido con respecto al uso de datos de captura es si es posible estudiar problemas de población en aves capturadas en tiempos migratorios. Un estudio de la dinámica de la cantidad de paseriformes según los datos de captura en el Báltico oriental durante 42 años (Yoko1ou et al. 2000) reveló una relación positiva significativa entre la cantidad de aves jóvenes locales y la cantidad de aves jóvenes migratorias en 10 de 12 especies. Por lo tanto, se puede argumentar que la muestra de aves capturadas es bastante representativa, al menos en términos del número de migrantes. Además, la estructura de edad de las poblaciones locales y migratorias de diferentes especies de paseriformes en el Báltico es muy similar (Paevsky 2008). Esto sugiere que, en función de los resultados de la captura de migrantes, los parámetros demográficos pueden estimarse de manera tan eficiente como los resultados de la captura de aves en los sitios de reproducción. Sin embargo, es de considerable dificultad determinar la confiabilidad de las proporciones cuantitativas de edad-sexo obtenidas de la captura de migrantes. Se deben observar al menos las siguientes condiciones: falta de selectividad en la captura de aves de cierta edad y género e igual probabilidad de captura en diferentes períodos de vuelo.

No obstante lo anterior, es decir argumentos a favor de suficiente

La representatividad de las muestras de aves migratorias capturadas para estudios de población, hay una circunstancia que lo contradice. Se trata solo de especies: migrantes nocturnos. El fenómeno se denomina "efecto costero" y consiste en el hecho de que la proporción de aves jóvenes capturadas en las costas marinas y en las orillas de grandes lagos es muy alta, del 80 al 95%, y es estadísticamente significativamente más alta que en las partes continentales del continente, donde este indicador es 65-75% (Paevsky 1985, Payevsky 1998).A este respecto, el uso de la proporción de edad entre los migrantes nocturnos capturados en las zonas costeras para el análisis demográfico es, a primera vista, imposible. Sin embargo, se demostró que utilizando los valores de la relación de edad como relativo, es posible analizar una serie de problemas demográficos, incluidas las diferencias estacionales y de género en la composición de edad de las poblaciones.

Finalmente, otro aspecto del uso de datos de captura es evaluar la efectividad de las encuestas de población. Para cualquier estudio de población, se requiere un análisis especial para determinar el tamaño del área controlada y el tamaño de la porción controlada de la población de aves. En la mayoría de los casos, la efectividad de una encuesta del territorio por parte del investigador disminuye gradualmente desde su centro hasta la periferia. Además, cuanto más lejos viva el ave de lugares de captura constante, es menos probable que sea atrapado. En este sentido, además de determinar de una forma u otra el número total de la población estudiada, es necesario determinar la proporción de aves que se controla anualmente por captura. Esto se puede hacer empíricamente, por el número de años en que las aves no fueron capturadas, pero estaban vivas porque fueron capturadas en años posteriores (Dolnik, Paevsky 1982), pero se pueden calcular utilizando modelos estocásticos, por ejemplo, de acuerdo con el modelo Jolly-Seeber en la versión Pollock ( Pollock et al. 1990). Los supuestos iniciales de este modelo son los siguientes: cada año es el mismo momento para marcar aves: el período de verano, la supervivencia y la probabilidad de captura varían según la edad de las aves y las condiciones del año, cada año la población tiene la posibilidad de inmigración y emigración.

En cuanto al estudio de todos los problemas de mortalidad de aves, también son necesarias estimaciones confiables de supervivencia para interpretar los procesos que determinan el número de poblaciones y su dinámica. La precisión de la evaluación de supervivencia también se ve afectada por la cantidad de material de origen, en la mayoría de los casos, los resultados de las bandas de aves y la elección de la estrategia para su análisis, es decir. uno u otro método de cálculo (Bardin 1990, 1993, 1996, Paevsky 2008, Payevsky 2009). En las últimas dos décadas, ha habido un aumento significativo en el número de programas de computadora para analizar datos sobre animales etiquetados. Programa MARK desarrollado por G. White (Cooch,

White 2006) es la mejor opción para desarrollar modelos estocásticos, y actualmente se usa con mayor frecuencia para calcular la supervivencia anual. Nos permite calcular la tasa de supervivencia de acuerdo con los hallazgos de las aves muertas (supervivencia física real) y los datos de captura repetida de aves anilladas en una población reproductora encuestada anualmente ("supervivencia" local, que incluye la probabilidad de que las aves sobrevivientes regresen al territorio controlado).

Como ejemplo del estudio más completo de una población de aves, uno puede referirse a la monografía colectiva "La ecología de la población del pinzón" (Dolnik 1982). Los estudios de campo y experimentales a largo plazo del pinzón en el Curonian Spit del Mar Báltico permitieron describir en detalle la densidad de la población y su dinámica, todos los parámetros demográficos, nutrición y asimilación de alimentos, todas las etapas de reproducción, crecimiento y desarrollo, muda, comportamiento social, movimientos y migraciones posteriores al nido, invernada , energía productiva y presupuestos de tiempo y energía durante la temporada de reproducción. La mayoría de los datos se obtuvieron en el estudio de aves de cierta edad y un destino conocido, ya que fueron recapturadas después de sonar y marcar los colores individualmente.

Artemiev A.V. 1993. Biología de anidación del carbonero común Parus major en el sur

Este de Ladoga // Rus. ornitol diario 2, 2: 201-207. Artemiev A.V. 1998. Demografía del Papamoscas de Pied, Ficedula hypoleuca (Passe-

riformes, Muscicapidae), en la zona norte del rango // Zool. diario 77, 6: 706-714. Afanasyeva G.A., Mytareva I.A. 2005. Banco de datos de la estación ornitológica de Ladoga // Estudios ornitológicos en Ladoga. SPb.: 6-17. Bardin A.V. 1986. Demografía del herrerillo en la región de Pskov // Ornithology 21: 13-23.

Bardin A.V. (1990) 2009. Evaluación de la conservación anual de individuos adultos en la población de pinzones Fringilla coelebs en Curonian Spit // Rus. ornitol diario 18 (520): 1835-1851.

Bardin A.V. 1993. Filopatía, varianza y porcentaje de retorno // Rus. ornitol diario 2, 1: 109-118.

Bardin A.V. 1996. Parámetro Q en lugar del porcentaje de retorno // Rus. ornitol diario 5 (1): 15-21.

Bloom P.N. 1973. Focha común (Fulica atra L.) en Letonia. Riga: 1-96. Viksne Y.A. 1968. Acerca de la estructura de la población anidadora de la gaviota reidora (Larus ridi-bundus) en los lagos costeros de Letonia // Ecología de las aves acuáticas de Letonia. Riga: 207-228. Wilbaste H., Leivits A. 1986. La influencia de la composición de la edad de la pareja en la reproducción de la población de carboneros // El estudio de las aves de la URSS, su protección y uso racional. L. 1: 123-124. Vinogradova N.V., Dolnik V.R., Efremov V.D., Paevsky V.A. 1976. Determinación del sexo y la edad de los paseriformes de la fauna de la URSS: un manual. M .: 1-191.

Vinokurov A.A., Kishchinsky A.A. 1976. Métodos de etiquetado de aves // Bandas en el estudio de las migraciones de aves de la fauna de la URSS. M .: 182-208.

Dolnik V.R. 1976. Procesamiento intravital de aves anilladas // Bandas en el estudio de las migraciones de aves de la fauna de la URSS. M .: 209-235.

Dolnik V.R. (ed.) 1982. La ecología de la población del pinzón. L .: 1-302.

Dolnik V.R., Paevsky V.A. 1976. Trampa Rybachinskaya // Bandas en el estudio de las migraciones de aves de la fauna de la URSS. M .: 73-81.

Dolnik V.R., Paevsky V.A. 1982. Características de la vista del modelo, ubicación y métodos de investigación (introducción) // Population Finch Ecology / V.R.Dolnik (ed.). L .: 8-17.

Zimin V.B. 1988. Ecología de paseriformes del noroeste de la URSS. L .: 1-184.

Ilyichev V.D. (Ed.) 1976. Bandas en el estudio de las migraciones de aves de la fauna de la URSS. M .: 1-256.

Kashentseva T.A. 1982. Estructura de edad de la población de vencejos negros (Apus apus) en la Reserva de Oka // Tomsk State University Journal. zoole. 3: 44-48.

Kovshar A.F. 1979. Aves canoras en las sub-tierras altas de Tien Shan. Alma-Ata: 1-312.

Kohl G. 1979. Análisis de poblaciones de vertebrados. M. 1-363.

Kotyukov Yu.V. 2000. Número y productividad del martín pescador común Alcedo atthis // Tr. Oka Reserve 20: 128-147.

Lavrovsky V.V. 2000. La dinámica de la abundancia y la productividad del apiaster dorado Merops que se alimenta de abejas en el curso medio del río Oka en 1971-1999. // Tr. Oka Reserve 20: 182-215.

Lapshin N.V. 1987. El ciclo anual (reproducción, muda y migración) de la mosca Phylloscopus trochilus acredula y sus características adaptativas en las condiciones de la taiga al noroeste de la RSFSR // Tr. Zool Instituto de la Academia de Ciencias de la URSS 163: 34-52.

Mikhelson H.A., Mednis A.A., Bloom P.N. 1977. Estudio de la demografía de las poblaciones reproductoras mediante el método de anillamiento // Métodos de estudio de la migración de aves: Materiales de la Unión. Escuelas de seminarios. M: 46-61.

Morozov Yu.G., Efremov V.D. 1995. Diseño de bases de datos ornitológicas // Rus. ornitol diario 4, 1/2: 55-58.

Moskvitin S.S., Gashkov S.I. 2000. El ciclo anual y los parámetros demográficos de la población de Carbonero común Parus major L. en la taiga meridional de Siberia occidental // Sib. respetuoso del medio ambiente diario 3: 351-362.

Muzaev V.M. 1981. Hacia la biología de un olor (Sylvia curruca) // Ecología de aves de Ladoga. L .: 130-144.

Noskov G.A., Gaginskaya A.R. 1972. Sobre la metodología para describir el estado de la muda en las aves // Comunicación. Los estados bálticos. Comisión para el Estudio de la Migración de las Aves 7: 154-163.

Noskov G.A., Rymkevich T.A. 1977. Métodos para estudiar la variabilidad intraespecífica de la muda en las aves // Métodos para estudiar la productividad y la estructura de las especies de aves dentro de sus rangos. Vilna: 37-48.

Numerov A.D. 1987. La ecología de la población del carbonero común en la Reserva de Oka // Ornithology 22: 3-21.

Numerov A.D. 1995. Ecología de la población de papamoscas en el territorio de la Reserva de Oka // Tr. Oka Reserve 19: 75-100.

Numerov A.D., Kotyukov Yu.V. 1984. Bandas en el estudio de la ecología de la población de martín pescador // Tr. Oka Reserve 15: 56-66.

Onno S. 1968. La composición por edad y la esperanza de vida de la gaviota de cabeza azul en Estonia // Comunicación. Los estados bálticos. Comisión para el estudio de la migración de las aves b: 81-109.

Paevsky V.A. 1985. Demografía de las aves. L .: 1-285.

Paevsky V.A. 1987. Biología de la reproducción y demografía de la burla verde // Ornithology 22: 22-30.

Paevsky V.A. 2008. Estructura demográfica y dinámica de la población de pájaros cantores. M .: 1-235.

Polivanov V.M. 1957. Poblaciones locales de aves y el grado de su constancia // Tr. Darwin Preserve 4: 79-155.

Popelnyuh V.V. 2002. Ecología de currucas del género Acrocephalus en el sureste de Ladoga // Tr. SPb. Sociedad de ciencias naturales. Ser. 4. 87: 1-144.

Ryzhanovsky V.N. 1997. Ecología del período de vida posterior a la anidación de los paseriformes del Subártico. Ekaterimburgo: 1-288.

Ryabitsev V.K. 1993. Relaciones territoriales y dinámicas de las comunidades de aves en el Subártico. Ekaterimburgo: 1-296.

Siohin V.D., Chernichko I.I., Ardamatskaya T.B. et al. 1988. Aves hidrofílicas coloniales del sur de Ucrania: Charadriiformes. Kiev: 1-176.

Sokolov L.V. 1991. Filopatía y dispersión en aves // Tr. Zool Instituto de la Academia de Ciencias de la URSS 230: 1-233.

Sokolov L.V., Baumanis Y., Leivits A., Poluda A.M., Efremov V.D., Markovets M.Yu., Shapoval A.P. 2001. Cambio en el número de paseriformes en Europa en la segunda mitad del siglo XX // Logros y problemas de ornitología del norte de Eurasia en el cambio de siglo. Kazán: 187-212.

Fedorov V.A. 1996. Sobre la cuestión de la formación de lazos territoriales en algunas currucas // Rus. ornitol diario 5 (1): 8-12.

Kharitonov S.P. 2002. El uso del marcado en el estudio de las migraciones y los parámetros de población de las aves acuáticas: enfoques metodológicos // Kazarka 8: 149-167.

Chernichko R.N. 1998. Características de la demografía de Riparia riparia (Passeriformes, Hi-rundinidae) en el sur de Ucrania // Vestn. zoole. 3: 96-101.

Chernyshov V.M. 1986. Características demográficas de las migraciones y las relaciones territoriales de los paseriformes de aves acuáticas en la estepa forestal de Baraba // Migraciones de aves en Asia. Novosibirsk, 10: 120-137.

Chernyshov V.M. 1991. La composición por edad y sexo de la población, la esperanza de vida y la mortalidad del gorrión de campo en la estepa forestal de Siberia occidental // Problemas ornitológicos de Siberia: Resumen. doc. 4to conf. Ornitólogos de Siberia. Barnaul: 42-43.

Shutov S.V. 1986. Conservadurismo de anidación, filopatía, dispersión y densidad de anidación de dos especies de currucas en el Subártico Sur // Regulación del número y densidad de poblaciones de animales del Subártico. Sverdlovsk: 78-93.

Berthold P., Schlenker R. 1975. Das "Programa Mettnau-Reit-Illmitz" - ein langfristiges Vogelfangprogramm der Vogelwarte Radolfzell mit vielfältiger Fragestellung // Vogelwarte 28, 2: 97-123.

Bub H. 1969. Vogelfang und Vogelberingung. Teil IV // Die Neue Brehm Bucherei. Wittenberg Lutherstadt: 1-207.

Bub H. (ed.). 1985. Kennzeichen und Mauser europäischer Singvögel // Die Neue Brehm Bucherei. Wittenberg Lutherstadt: 1-211.

Bub H. 1991. Trampa de aves y anillamiento de aves: un manual para métodos de captura en todo el mundo. Nueva York: Cornell Univ. Presione: 1-328.

Busse P. 1984. Clave para el sexado y el envejecimiento de las Passerinas europeas // Beitr. Naturk Niedersachsens 37, Supl .: 1-224.

Busse P. (ed.). 2000. Bird Station Manual. Gdansk

Cooch E., White G. 2006. Programa MARK: Una introducción amable. 5ta ed. http: // www.phidot.org/software/mark/docs/book/

Green R.E. 1999. Diagnóstico de las causas de la disminución de la población de aves utilizando métodos comparativos: el valor de los datos del timbre // Anillo. & Migr. 19, Supl .: 47-56.

Mihelsons H., Mednis A., Blums P. 1985. Mecanismos reguladores de los números en poblaciones reproductoras de patos migratorios // Acta 18th Congr. Inter. Ornitol Moscú: 797-802.

Norris J.L., Pollock K.H. 1996. Estimadores no paramétricos de máxima verosimilitud para el tamaño de la población bajo dos modelos de captura-recaptura cerrada con heterogeneidad // Biometrics 52: 639-649.

Payevsky V.A. 1998. Estructura de edad de los migrantes paseriformes en la costa báltica oriental: el análisis del "efecto costero" // Ornis svecica 8, 4: 171-178.

Payevsky V.A. 2009. Demografía Songbird. Sofía: 1-260.

Payevsky V.A., Shapoval A.P. 2002. Monitoreo a largo plazo de las diferencias anuales y estacionales en la estructura de edad de las aves migratorias paseriformes // Materiales de Int. simposio "Dinámica a largo plazo del número de aves y mamíferos en relación con el cambio climático global". Kazán: 83-89.

Payevsky V.A., Vysotsky V.G., Zelenova N.P. 2003. Extinción de una población de curruca barrada Sylvia nisoria en el Báltico oriental: monitoreo a largo plazo, demografía y biometría // Avian Ecol. Behav 11: 89-105.

Peach W.J., Baillie S.R., Balmer D.E. 1998. Cambios a largo plazo en la abundancia de paseriformes en Gran Bretaña e Irlanda, medidos por un esfuerzo constante de nebulización // Bird Study 45, 3: 257-275.

Pollock K.H., Nichols J.D., Brownie C., Hines J.E. 1990. Inferencia estadística para experimentos de captura-recaptura // Wildlife Monogr. 107: 1-97.

Sokolov L.V., Yefremov V.D., Markovets M.Y., Shapoval A.P., Shumakov M.E. 2000. Monitoreo de números en poblaciones de paseriformes de pases de más de 42 años (1958-1999) en el Courish Spit del Mar Báltico // Avian Ecol. Behav 4: 31-53.

Spina F. 1998. El papel del aro de las aves para el monitoreo y manejo de las poblaciones de aves europeas // OMPO-Newsletter 16: 53-58.

Pin
Send
Share
Send