5 razones poco conocidas por las que su pastor alemán se sigue lesionando

Los pastores alemanes cautivan su corazón desde el momento en que los traes a casa. Son una raza inteligente, atlética y leal, lo que los convierte en maravillosas mascotas y compañeros para cualquiera.

Al ser una raza de perros de gran tamaño, su peso corporal hace que los pastores alemanes sean propensos a sufrir tensiones y esguinces articulares y musculares.

La endogamia y los criadores descuidados que pasan por alto la salud del perro en las perreras agravan el problema. Cuando adopte a su compañero canino, debería explorar su linaje antes de hacer una elección.

Comprender la anatomía canina

Para entender mejor por qué los pastores alemanes (o todos los perros en realidad) tienen problemas articulares, hay que echar un vistazo a su anatomía. Los perros caminan de puntillas con los tobillos elevados y las rodillas dobladas hacia delante. Cada vez que caminan, ejercen presión sobre los músculos de las patas y las articulaciones.

Los hombros, los codos, las muñecas y los dedos de los pies de las patas delanteras y las caderas, las rodillas, los tobillos y los dedos de los pies de las patas traseras soportan el peso del estilo de vida activo de los perros.

Pastor Alemán

Ya sea persiguiendo ardillas y pelotas, jugando de forma brusca con sus amigos, corriendo con sus humanos e incluso rascándose las orejas, todas estas actividades estiran y tensan sus músculos.

Estas son algunas de las razones más comunes de las lesiones de los pastores alemanes.

Rotura del ligamento cruzado craneal (LCC)

Una de las afecciones más comunes entre los perros es la rotura del ligamento cruzado craneal (LCC). Este ligamento es similar al ligamento cruzado anterior en los humanos.

Caminar y correr no es tan estresante para las rodillas de los humanos, ya que las articulaciones de la cadera, la rodilla y el tobillo están perpendiculares a la superficie plana de los pies que soporta el peso.

En cambio, los perros se ponen de puntillas y cada vez que caminan, la presión se ejerce sobre la meseta tibial inclinada que empuja hacia abajo el fémur.

Lea también: Parvovirus canino para perros pastores alemanes síntomas y tratamiento.

El CCL mantiene la articulación de la rodilla estable y evita el empuje hacia abajo. Las actividades de alta intensidad, como saltar y correr, podrían romper el ligamento, pero los resbalones y las caídas también pueden dañar los tejidos.

Lea también: 7 razones para tener una cama mullida para perros

El pequeño puede empezar a cojear de repente o a caminar con una pata levantada del suelo.

Normalmente, la lesión en una pata suele forzar la pata delantera opuesta que compensa el daño.

La solución quirúrgica típica, conocida como TPLO, es muy dura para el cuerpo del perro. Si se enfrenta a un viaje al veterinario, busque alternativas a la cirugía TPLO.

Displasia de cadera, una lesión común

La mayoría de las veces, la displasia de cadera es un problema genético que suele ser el resultado de la endogamia. Sin embargo, el exceso de ejercicio, una mala dieta que provoque obesidad y las lesiones sufridas cuando son cachorros también pueden provocar estos problemas en los perros adultos.

La displasia de cadera es un tipo de malformación que se da en alrededor del 19% de los pastores alemanes. Los perros que nacen con este problema tienen una cavidad de la cadera suelta que no encaja correctamente alrededor de la bola del hueso de la pierna o fémur.

pastor aleman gordo
Obesidad en pastor alemán

Cuando el hueso de la pata se mueve demasiado en la cavidad, el movimiento provoca dolor y más daños.

Algunos perros sólo presentan síntomas leves, mientras que otros evolucionan hacia trastornos articulares degenerativos como la artrosis y la incapacidad para caminar correctamente.

La afección puede empezar a mostrar signos en distintos momentos de la vida del perro, por ejemplo, en torno a los dos años o a una edad avanzada, cuando el perro desarrolla artritis.

Obesidad y mala alimentación, la lesión oculta

Los perros como los pastores alemanes que tienen una propensión genética a padecer artritis y problemas articulares necesitan una dieta cuidadosamente equilibrada con una mezcla ideal de nutrientes.

Al igual que los humanos, los caninos necesitan una dieta rica en ácidos grasos Omega-3 que mantengan sus articulaciones lubricadas y prevengan la artritis.

También hay que darles alimentos con aminoácidos esenciales que son cruciales para la construcción de tejidos. Como te aconsejará tu veterinario, mantén el peso de tu amigo bajo control restringiendo su consumo de grasas y azúcares.

Y comprueba que las etiquetas de los alimentos convencionales no contengan ningún otro ingrediente perjudicial que pueda provocar la inflamación de sus articulaciones.

Elige una comida para perros rica en proteínas y elaborada con ingredientes ecológicos, sin conservantes ni productos químicos añadidos.

También hay que tener cuidado con los rellenos o la harina de carne, que es un término engañoso para designar partes de animales que suelen considerarse de baja calidad y no aptas ni siquiera para el consumo humano.

Controle las croquetas y las golosinas que le da a su pastor alemán, ya que no son muy buenos para juzgar sus necesidades y tienden a comer en exceso si se lo permiten.

Ejercicio inadecuado

Los pastores alemanes son perros excepcionalmente activos que necesitan mucha estimulación mental y física. Debe pasearlos y ejercitarlos al menos durante dos horas cada día, e incluir un repertorio de juguetes y rompecabezas para mantenerlos contentos.

Lleve a su amigo peludo a pasear con la oportunidad de quemar energía en el parque para perros sin correa. Una actividad adecuada, preferiblemente repartida a lo largo del día, es fundamental para mantener sus músculos tonificados y fortalecidos.

ovejero aleman
Ovejero alemán

Cuando programe las actividades, recuerde que debe añadir al menos 10 minutos de calentamiento y otros diez minutos de relajación.

En otras palabras, asegúrese de que su perro camina lentamente para calentar los músculos antes de lanzarse a correr y saltar. Y, una vez terminada la sesión de ejercicios, dé otro paseo de unos diez minutos para que sus músculos se enfríen lo suficiente antes de descansar.

Este tipo de precauciones harán que las articulaciones de tu amigo se mantengan flexibles y fuertes.

Caminar sobre superficies lisas, pulidas o laminadas

Los hombros y las caderas de su perro están diseñados para moverse hacia delante y hacia atrás con sólo un ligero movimiento medial hacia dentro o hacia fuera.

Caminar o correr sobre superficies lisas provoca resbalones y deslizamientos. Las piernas separadas o abducidas provocan una gran tensión en los músculos pectorales o del pecho y en las caderas.

Aunque tu compañero parezca estar bien en ese momento, lo más probable es que pueda desarrollar lesiones graves más adelante, una de las cuales es la rotura del LCC.

Demasiados incidentes de deslizamiento y abducción provocan otros trastornos musculoesqueléticos y artritis a medida que el perro envejece.

Si los ha sometido a un tratamiento para el CCL o la artritis, los resbalones en superficies pulidas pueden retrasar la curación y la mejora.

Los pastores alemanes son divertidos, especialmente para las familias que pasan mucho tiempo al aire libre. Ten cuidado con los riesgos que pueden provocar lesiones y mantén a tu amigo protegido.

¿Te pareció interesante el artículo?
¡Compártelo en tus redes con los botones que tenemos debajo!

Compartir:

Deja un comentario