Sobre animales

Resumen de la enfermedad del caballo

Vkontakte
Pinterest




La fiebre, como regla, afecta las extremidades del caballo, pero puede extenderse rápidamente al estómago y a todo el crup del animal.

Está excitado por la bacteria dermatophilus congolensis, que se reproduce salvajemente en condiciones húmedas, porque esta enfermedad a menudo se encuentra en los meses de invierno.

Las bacterias ingresan a través de una piel agrietada, estropeada o debilitada; se producen rasguños húmedos en las áreas de penetración, lo que conduce a la formación de costras. En casos severos, la extremidad puede hincharse y el caballo comienza a cojear. Los caballos o ponis con una siesta densa en las extremidades son especialmente propensos a esta enfermedad, ya que las bacterias patógenas se forman naturalmente muy fácilmente en el cabello. Caballos con extremidades blancas como la nieve y una piel rosada se encuentran en esta fiebre.

Para prevenir la fiebre del lodo en los caballos, debes observar las patas secas del animal y limpiar minuciosamente toda la suciedad. Posteriormente, la limpieza de las extremidades se puede extender con una crema especial (vaselina, aceite vegetal o crema para bebés), que desviará la penetración en la piel de los microbios.

Para el tratamiento de la fiebre del lodo equino en las extremidades, se corta el cabello, se limpia minuciosamente, se baña con champú bactericida y desinfectantes. Dos veces al día usa medicamentos. Después de la curación, la piel puede volverse muy susceptible, por lo tanto, es mejor usar cremas relajantes con aceite de ricino o zinc.

¿Con qué están enfermos los caballos y cómo distinguir a un individuo enfermo?

No es tan difícil distinguir un caballo sano de un caballo enfermo. El hecho es que la mayoría de los síntomas aparecen externamente. Por ejemplo, un caballo sano se caracteriza por un humor alegre y alegre, una crin brillante y un buen apetito. Mientras que un animal enfermo se vuelve inquieto y ansioso, hace poco contacto con una persona e incluso puede comportarse agresivamente.

Dependiendo de la enfermedad, el comportamiento del caballo puede cambiar; por ejemplo, la enfermedad de las extremidades suele ir acompañada de cojera o negativa a caminar. La intoxicación alimentaria se puede detectar mediante el rechazo repetido de alimentos y malestar intestinal. Hasta la fecha, las enfermedades equinas más comunes incluyen:

  • infecciones fúngicas y bacterianas,
  • infecciones virales
  • enfermedades invasivas
  • enfermedades no transmisibles
  • enfermedades de la piel
  • enfermedades de las extremidades y sus articulaciones.

Cada tipo de enfermedad tiene su propio conjunto de síntomas característicos que ayudan a determinar la dolencia y prescribir los procedimientos médicos necesarios.

Infecciones fúngicas y bacterianas

Una enfermedad bacteriana ocurre como resultado de la aparición de un microbio patógeno (hongo) en el cuerpo del caballo. Su reproducción conlleva un curso agudo de la enfermedad hasta la muerte del animal, acompañado de alta temperatura.

La savia se llama enfermedad infecciosa, que al principio es asintomática. Como regla general, el caballo tarda al menos cuatro semanas en dejar en claro que no está bien. Es posible verificar que el animal es muerde por la aparición de una alergia a la maleína.

Los principales objetos de infección son los pulmones, los ganglios linfáticos y el hígado. La savia fluye en tres formas:

En el curso agudo de la enfermedad, la fiebre del caballo primero (escalofríos y temblores), la temperatura corporal se mantiene a 41 ° C. Las membranas mucosas de la boca adquieren un color rojo oscuro, el pulso es filoso e intermitente. Entonces los ganglios linfáticos se hinchan debajo de la mandíbula.

Con el desarrollo de la enfermedad, aparecen nódulos amarillentos en la membrana mucosa del tracto respiratorio superior del caballo enfermo, que luego se convierten en úlceras purulentas. Se desarrolla edema nasofaríngeo, colapso del tabique nasal. Y después de 2-3 semanas desde el inicio de los síntomas, el animal muere.

En el curso crónico de la enfermedad, todo lo descrito anteriormente avanza lentamente durante varios meses o incluso años, y con síntomas latentes (latentes), no hay síntomas en absoluto, solo se destruyen los órganos internos y el caballo muere.

Desafortunadamente, hoy no existe un tratamiento efectivo para las muerdes, por lo que un animal enfermo es sacrificado.

Para evitar la propagación de la infección, los artiodactilos importados en el país se someten a un control exhaustivo con un veterinario.

Ántrax

El ántrax es una de las enfermedades infecciosas más peligrosas que ocurren en forma aguda. La enfermedad trae un sufrimiento insoportable al animal, que causa fiebre, intoxicación severa, aparición de hinchazón y malestar en la cabeza, el cuello y el pecho, así como un trastorno del tracto gastrointestinal.

La muerte ocurre a la velocidad del rayo, y el animal muere en convulsiones. El peligro radica en el hecho de que otros representantes del ganado, e incluso los humanos, pueden infectarse con esta enfermedad. La infección se transmite a través de las heces, la orina y la saliva.

Como profilaxis, un equino recibe una vacuna que lo hace inmune al ántrax. Además, el animal debe mostrarse regularmente al veterinario, lo que ayuda a prevenir el deterioro de la salud del animal.

Está estrictamente prohibido abrir el cadáver de un caballo enfermo, ya que el bacilo tarda tres días en morir.

El lavado es otro tipo de enfermedad infecciosa en los caballos, que se manifiesta en forma de fiebre, la aparición de pústulas en la parte superior de la faringe y los ganglios linfáticos.

La enfermedad se hace sentir solo después de quince días. El animal sube de temperatura y desaparece el apetito.

El tratamiento consiste en aislar al caballo en un lugar cálido y retirar y desinfectar cuidadosamente todas las pústulas. Luego, los antibióticos se administran por vía intramuscular durante varios días. En la mayoría de los casos, el lavado aparece después de una exacerbación de un resfriado, con una permanencia prolongada en una corriente de aire o bajo una ducha.

Caballos laminitis

La laminitis (una lesión traumática de la capa de hojuelas del casco) generalmente afecta las extremidades anteriores de un animal, y los ponis son más propensos a esta enfermedad que los caballos. Los principales síntomas de la laminitis: la temperatura de las extremidades anteriores aumenta, el animal se mueve con pasos picantes, no queriendo transferir la carga a las patas delanteras. En casos difíciles, el caballo puede negarse a moverse en absoluto. Se puede observar pulso rápido y respiración. Por lo general, la causa de la enfermedad es la alimentación excesiva, el movimiento en una superficie dura (por ejemplo, en el asfalto) y la hierba de primavera. Otras enfermedades aumentan el riesgo de esta enfermedad. Estos incluyen cáncer, toxemia y el uso de corticosteroides. En algunos casos, no se observa una sola razón aparente. A pesar de que no siempre es posible prevenir esta enfermedad, hay una serie de reglas generales: no permita que el animal gane peso, limite el consumo de hierba, cuide adecuadamente sus extremidades. Si encuentra los primeros síntomas de la enfermedad, debe consultar inmediatamente a un veterinario. Es aconsejable colocar el caballo en un establo con arena gruesa y no alimentarlo. En casos severos, el animal no debe ser movido. Existen medicamentos que pueden mejorar en gran medida la condición del animal. El tratamiento puede incluir quitar herraduras, cirugía de pezuñas, limitar el consumo de hierba y hacer ejercicio en la hierba para mejorar la circulación de la sangre a las extremidades. También se pueden usar antihistamínicos, así como medicamentos que contienen cortisona. En los casos más difíciles, se usa la eutanasia.

La enfermedad más peligrosa que afecta a los caballos, así como a casi todos los demás animales y humanos, es el ántrax. Además, en los caballos, esta enfermedad se desarrolla tan rápido que la muerte ocurre antes de que el dueño tenga tiempo de descubrir algo. Un animal puede infectarse durante el pastoreo en zonas desfavorables o de otros animales. La vacunación protege contra la enfermedad durante un año. Hay una enfermedad por la cual todos los caballos deben ser examinados una vez al año. Esto es muermo. La gente está enferma con una savia. Esta es una enfermedad incurable crónica (rara vez aguda). Se cree que no ha habido muermo en el territorio de Rusia desde los años 30 de este siglo. Sin embargo, puede importarse de otros países con caballos enfermos. Por lo tanto, como dice el dicho: "Él salva a Dios que está a salvo". Recientemente, la leptospirosis se ha generalizado. Los caballos generalmente están infectados por roedores, que literalmente pululan con establos. Además, en los caballos, esta enfermedad a menudo se desarrolla en secreto, manifestándose clínicamente solo en animales jóvenes y agotados. Pero las personas que pueden infectarse con caballos se enferman gravemente. Por lo tanto, una vacuna contra la leptospirosis se realiza mejor. En mi práctica, ha habido varios casos de muerte de caballos por tétanos. Créeme, la vista no es agradable. Además, si un microbio del tétanos ingresa a la herida, el médico es casi impotente para ayudar a dicho animal. El suero antitetánico no siempre da resultados. Por lo tanto, es mejor vacunarse con anticipación. Con la gripe, los caballos se ven afectados al igual que los humanos. Pero los caballos tienen su propio virus de la gripe. Las complicaciones que se desarrollan en el contexto de una enfermedad de la gripe a menudo hacen que un caballo sea inutilizable y, a veces, muere. También existe una vacuna contra la gripe. Y lo último en lo que me gustaría pensar hoy es en líquenes. Privarse, por supuesto, no es una enfermedad mortal, pero si el copropietario quiere ver a su mascota con el pelo incluso brillante, entonces es mejor vacunarlo de la privación, ya que un caballo puede infectarse de gatos, perros y otros caballos a través de un arnés, una silla de montar o artículos de cuidado.

Campanas (sentadillas)

Las campanas o sentadillas son una forma de dermatitis que afecta las patas del caballo en el área de los cepillos. Y la bacteria Dermatophilus congolensis, que vive constantemente en el suelo, lo causa. La derrota de estas bacterias conduce al enrojecimiento de la piel, se calienta y duele, luego aparecen burbujas en las áreas dañadas con líquido, luego explotan, y cuando se seca, el líquido forma costras densas. Las costras se caen, la piel rosada y húmeda permanece debajo de ellas. La piel inflamada se agrieta cuando el caballo se mueve; en casos severos, puede ocurrir cojera. Muy a menudo, aparecen mosquitos en la parte inferior de las piernas, debajo de los cepillos. Todos los caballos son susceptibles a un grado variable de enfermedad, con mayor frecuencia aparecen mosquitos que muerden en caballos con patas blancas, y más a menudo en las patas traseras que en la parte delantera. Prevenir la enfermedad es más fácil que curar, pero no siempre es posible minimizar todos los factores de riesgo. Si en la levada, donde dejas que los caballos salgan a caminar, está muy sucio después de que llueva o se derrita la nieve, espera con caminatas hasta que la tierra se seque. Lave las patas sucias del caballo con agua corriente de una manguera o balde, exprímalo con las manos, luego séquelo con un paño limpio. Mantenga su ropa de cama limpia y seca. Para la prevención de picaduras de mosquitos, antes de soltar al caballo afuera, lubrique las patas con aceite de ricino o vaselina, esto crea cierta protección contra la suciedad y la humedad. Tenga en cuenta que antes de esto, las patas del caballo deben estar secas y limpias. Es muy importante comenzar el tratamiento a la primera señal de mordeduras y no comenzar la enfermedad. Primero, es necesario lavar las áreas dañadas con una solución tibia débil de permanganato de potasio, cortar la capa, secar con una gasa limpia y lubricar con ungüento de zinc (o el linimento de sentimicina). Las áreas afectadas se pueden tratar con aerosol de tetcina. Cataplasmas calientes de salvado funcionan bien. Espolvorea llagas húmedas con polvo de carbón limpio. Para suavizar las costras, es útil lubricarlas con aceite de cáñamo. En casos muy avanzados, se usan inyecciones de antibióticos (por ejemplo, penicilina o norocilina, 20 ml por vía intramuscular durante 5 días consecutivos).

Fiebre del barro del caballo La fiebre generalmente afecta las extremidades del caballo, pero también puede extenderse al estómago. Es causada por la bacteria dermatophilus congolensis, que se multiplica rápidamente en condiciones húmedas, por lo que esta enfermedad a menudo se encuentra en los meses de invierno. Las bacterias penetran en la piel agrietada, dañada o suavizada, y aparecen heridas húmedas en los puntos de entrada que conducen a la costra. En casos severos, la extremidad puede hincharse y el caballo comienza a cojear. Los caballos o ponis con sobrecrecimiento espeso en las extremidades son especialmente propensos a esta enfermedad, porque las bacterias patógenas generalmente crecen muy bien en el cabello. Propenso a esta fiebre y caballos con extremidades blancas y piel rosada. Para prevenir la fiebre del lodo, se deben controlar las patas secas del animal y limpiar a fondo toda la suciedad. Después de limpiar las extremidades, se pueden untar con una crema especial (vaselina, aceite vegetal o crema para bebés), que evitará que las bacterias entren en contacto con la piel. Para tratar la fiebre del lodo en las extremidades, se corta el cabello, se limpia a fondo, se lava con champú antibacteriano y se usan agentes antisépticos. Los antibióticos se usan dos veces al día. Después del tratamiento, la piel puede volverse demasiado sensible, por lo que es recomendable usar cremas calmantes con aceite de ricino o zinc.

Tiña

El nombre científico de la tiña es tricofitosis. Es una enfermedad viral, que se expresa en la aparición de calvicie local en una pezuña equina. Una persona puede infectarse con la tiña al estar en contacto directo con un caballo.

Solo las personas jóvenes en habitaciones sucias, mal ventiladas y en ausencia de atención adecuada son susceptibles a la enfermedad. La enfermedad es transmitida por roedores.

Para que el animal se recupere, será necesario tratar regularmente las heridas con fungicida durante varios días. Como profilaxis, el caballo se vacuna cada dos años.

La gripe

La gripe equina se manifiesta en forma de un proceso inflamatorio agudo en el sistema respiratorio de un animal, un estado suprimido y febril y una tos seca. Si no se trata, la gripe fluye lo suficientemente rápido hacia la neumonía.

La enfermedad no se revela de ninguna manera dentro de los 5-6 días. A la primera señal, el caballo se aísla y se transfiere a alimentos fácilmente digeribles. En caso de complicación y la aparición de una infección bacteriana, el animal necesitará un tratamiento con antibióticos.

Mientras se recupera, el caballo gana inmunidad a las infecciones virales, cuya efectividad se sigue durante el próximo año. Después de lo cual el caballo necesitará una vacuna.

Rinoneumonía

Una enfermedad viral aguda que ocurre en forma de edema de las membranas mucosas y los pulmones, así como la aparición de conjuntivitis, se llama rinoneumonía. Se puede encontrar bajo nombres como aborto viral de yeguas y exantema sexual. En la mayoría de los casos, se trata de individuos jóvenes que no han alcanzado la edad de un año. El virus se transporta junto con la orina, sexualmente, a través de alimentos sucios, líquidos y saliva.

El tratamiento efectivo para la rinoneumonía hoy no existe. Los antibióticos de cefalosporina y el estricto cumplimiento de las normas sanitarias se utilizan como profilácticos. En un animal curado, aparece la inmunidad, que dura seis meses.

Anemia viral

La anemia viral es una enfermedad infecciosa que causa alteraciones en la actividad del corazón, los vasos sanguíneos y el proceso de formación de sangre. La anemia se transmite a través de la saliva, la sangre de un animal enfermo y un insecto chupador de sangre. El organismo joven del potro no puede hacer frente a esta enfermedad, por lo tanto, como regla, muere.

Los principales síntomas de la anemia viral son las convulsiones letárgicas, febriles y una fuerte disminución de peso.

En caso de diagnóstico de virus, los animales se ponen en cuarentena. Los caballos infectados son sacrificados y completamente desinfectados. La cuarentena se elimina después de 90 días, siempre que no se hayan detectado animales enfermos durante este período.

Encefalomielitis infecciosa

Otra enfermedad viral que ocurre en forma aguda es la encefalomielitis infecciosa. Tiene un efecto perjudicial sobre el sistema nervioso central y el tracto gastrointestinal del caballo. Puede fluir a ictericia.

El período asintomático dura de 15 a 40 días. Después de eso, el animal aumenta de temperatura, disminuye el apetito, se produce un estado depresivo y un bostezo incesante.

El caballo infectado se aísla en un lugar amplio y oscuro. Durante varios días, el sulfato de sodio se administra por la nariz dos veces al día y la inyección intravenosa con urotropina.

Enfermedad accidental

Una criatura unicelular que causa que un caballo tenga una enfermedad aleatoria se llama tripanosoma. Vive en el plasma seminal, en las membranas mucosas de la vagina, en la piel y en los vasos sanguíneos. Funciona al consumir fluidos nutrientes que se encuentran en el cuerpo del animal.

La enfermedad se transmite a través de las relaciones sexuales. El síntoma principal es la aparición de protuberancias redondas en el cuerpo de un artiodactilo. Un par de días después de la infección, el caballo queda paralizado y muere. En la actualidad, el uso de un agente antitripasomal que se utilizó anteriormente está prohibido. Un animal enfermo es sacrificado.

Helmintiasis

Como cualquier otro animal, un caballo puede sufrir parásitos desagradables como gusanos. Después de la infección, el apetito del animal desaparece, aparecen letargo y manchas en la melena. La aparición de tos y estreñimiento a veces se observa. Puede identificar la enfermedad mediante un estudio coprológico.

En la mayoría de los casos, un gusano redondo parasita en el cuerpo de un caballo. El tratamiento se lleva a cabo en forma de aplicar un medicamento similar a la pasta terminado en la lengua. Como profilaxis, este procedimiento se repite cada seis meses para evitar el desarrollo de un nuevo grupo de parásitos.

Cólico

Como el caballo es uno de los representantes de los herbívoros, absorbe perfectamente la fibra. Un exceso de esta sustancia (a menudo cuya fuente es un alimento de baja calidad) conduce a la interrupción del sistema digestivo. Los principales síntomas que detectan la aparición de cólico en un caballo son dolor en el diafragma.

Como regla general, cada caballo se enfrenta a una forma leve de esta enfermedad. Para el dolor continuo, debe comunicarse inmediatamente con su veterinario. El tratamiento consiste en inyección anestésica y un plan de nutrición saludable.

Bloqueo esofágico

La estructura anatómica especial del sistema digestivo del caballo provoca la aparición de patologías asociadas con el funcionamiento del estómago, el esófago y los intestinos. La causa de la patología es la obstrucción de la masa de alimentación. Este proceso puede ocurrir una vez o proceder de forma crónica.

Los síntomas de bloqueo del esófago aparecen instantáneamente: el caballo dibuja la cara e intenta toser. A veces puede observar vómitos y fugas de saliva de la cavidad oral.

El tratamiento se reduce a una dieta hambrienta con una duración de 24 horas, se introduce una inyección con sustancias como la acepromacina y la xilacina.

Enfermedad respiratoria

Un grupo similar de la enfermedad ocurre debido a la atención inadecuada, un plan de tratamiento incorrectamente seleccionado para los resfriados y las complicaciones derivadas de una enfermedad infecciosa. El polvo y la falta de aire fresco provocan asma en los caballos.

Para curar a un animal, primero debe identificar la causa de la enfermedad y luego eliminarla. Para facilitar el curso de la enfermedad, se prescribe un expectorante para expectorantes, que permite que el sistema respiratorio funcione mejor, se prescribe la inhalación de hierbas.

Campanas

Las campanas (o dermatitis putativa, o sentadillas) son una enfermedad bastante común y extremadamente dolorosa para un caballo. Un animal puede contraer esta dolencia en otoño, cuando hay mucho lodo y suciedad, y no se respetan las normas de higiene. El agente causal son los microorganismos actinomicetos que viven en el suelo y penetran en el área dañada de la piel.

El portador de la enfermedad puede ser una mosca. Las campanas ocurren, por regla general, en el área de las piernas y parecen escamas en capas. Además, la extremidad a menudo se hincha.

El tratamiento consiste en la eliminación cuidadosa y exhaustiva de la suciedad del área dañada, la eliminación de mosquitos y la aplicación de un vendaje empapado en vaselina.

Sarna

El agente causal de esta enfermedad es una garrapata que parasita el cuerpo de un animal. Los síntomas principales son el estado nervioso del caballo, varias erupciones en la piel, un intento regular de morder el tronco y las piernas. En el lugar de aparición de la garrapata, el liquen se desarrolla con el tiempo, el cabello se cae.

En la mayoría de los casos, una picadura de garrapata no causa complicaciones y se transmite por sí sola. Sin embargo, las erupciones resultantes deberán tratarse con ungüentos y geles especiales.

Eccema

El eccema se llama daño a la capa superior de la piel. La enfermedad puede ocurrir debido al daño mecánico sin tratamiento oportuno, los efectos nocivos de la alta temperatura y como una reacción alérgica a la toma de medicamentos. Aparece en forma de un tubérculo denso y un absceso pequeño, puede ir acompañado de una costra escamosa.

Para curar un caballo de eccema que ha aparecido, es necesario identificar su patógeno y eliminarlo. Se aplica una compresa de ácido pícrico al 5% sobre el área dañada. Con la aprobación del veterinario, puede usar la ayuda de geles a base de antibióticos que facilitan el curso de la enfermedad.

Corioptosis

Esta enfermedad ocurre en forma aguda y crónica. Los síntomas principales son picazón, inflamación de la piel, pérdida de cabello y ansiedad del animal. El agente causal es una garrapata de ácaros de la piel, que provoca el deseo del caballo de peinar el área dañada.

Para confirmar el diagnóstico, es necesario pasar un raspado de la piel. El tratamiento consiste en el uso de una preparación acaricida cada 7-9 días.

Parafilariasis ("sección" de caballos)

Esta enfermedad es posible solo en el período cálido del año en caballos no menores de 3 años. La parafilariasis se manifiesta en forma de sangrado capilar en el cuerpo de un equino. El agente causal es una mosca-mosca, parasitaria por el consumo de sangre.

Aparece un pequeño tubérculo en el sitio de la picadura; a alta temperatura del aire comienza a emitir sangre. Posteriormente, este tubérculo se cubre con una costra, y la hemoglobina disminuye en el animal y se observa una pérdida de peso general.

Se usan medicamentos antihelmínticos (fenbendazol en una dosis de 15 mg por kilogramo de peso corporal una vez al día durante cinco días, o ivec se administra por vía subcutánea en una dosis de 1 ml por 50 kg de peso corporal de caballo). Además, limpie localmente las áreas afectadas de la piel con soluciones al 1-2% de ácido carbólico o clorofos. En el interior, también recetan pasta de avermectina al 1% (colocada en la raíz de la lengua) y pasta de equisecto.

Laminitis

La inflamación de la piel de los cascos de los caballos se llama laminitis, a veces se puede llamar pododermatitis. Sin proporcionar asistencia oportuna al animal, puede ocurrir una violación en el proceso de suministro de sangre a la extremidad. Debido al hecho de que el volumen de sangre requerido no es suficiente, el líquido comienza a acumularse en las articulaciones, lo que presiona las extremidades y causa edema.

Para la efectividad del tratamiento, el animal está temporalmente exento de entrenamiento o trabajo. La carga en las piernas debe ser mínima. Se realiza una serie de inyecciones para ayudar a aliviar el proceso inflamatorio y promover un mejor flujo sanguíneo a las articulaciones.

"Cavidad" suena en los cascos de un caballo con laminitis

Inflamación reumática del casco

Con la inflamación reumatoide de los cascos, el caballo aumenta de temperatura, el apetito disminuye, su espalda se encorva y el animal intenta acostarse, reduciendo así la carga en los cascos. La cojera resultante indica la necesidad de medidas médicas urgentes.

Para empezar, el animal se transfiere a un lugar con tierra blanda y, si es necesario, retira las herraduras. Para aliviar la condición dolorosa de los equidoides, ayuda el aserrado de las paredes de los cascos. Esto contribuye a la expansión de los vasos sanguíneos, por lo que el proceso de suministro de sangre comienza a funcionar normalmente.

Pezuña "erizo" en un paciente con una determinada enfermedad del caballo

Punción y pezuñas namina

Estas enfermedades a menudo se ven afectadas solo por équidos no inteligentes, ya que el casco del animal no está protegido. Un objeto extraño afilado atrapado en la "suela" del caballo y no retirado a tiempo puede causar un proceso inflamatorio grave.

Los síntomas de pinchazos y namin son la negativa del animal a moverse largas distancias, cojera (ya que el caballo está tratando de no cargar el área afectada), cambios en la marcha e inflamación articular. El tratamiento consiste en retirar la astilla y tratar el área dañada con un agente antibacteriano.

Los medios extremadamente efectivos se basan en alquitrán y yodo. Después de retirar un objeto filoso y desinfectarlo, el caballo debe pasar al menos un día con una compresa de enfriamiento especialmente preparada. Esto evitará la posible aparición de edema en el área afectada. Si es necesario, el caballo está exento de actividad física o actividad agrícola durante varios días.

Estiramiento del tendón

Con una tensión prolongada y fuerte en el tendón, por ejemplo, con un salto brusco, un caballo puede experimentar un esguince. La determinación visual de esta enfermedad es bastante simple: el lugar del estiramiento se vuelve denso, aparece hinchazón y el animal experimenta dolor.

No se requiere tratamiento médico serio. El estiramiento se lleva a cabo de forma independiente, solo es necesario limitar cualquier actividad física y aplicar una compresa fría especialmente preparada en el punto dolorido, y usar un vendaje al pastar.

Flecha de pezuña podrida

La pudrición de la flecha del casco es una de las variedades de una enfermedad infecciosa, que se expresa como la aparición de una gran acumulación de masa negra en el área de los cascos. El agente causante de la podredumbre de las extremidades del caballo es el cuidado inadecuado, raramente limpiado de la suciedad de los establos, una herradura instalada incorrectamente y la violación de las reglas para cortar cuernos con pezuñas.

Puede leer sobre el mantenimiento y cuidado adecuados de los caballos en este artículo.

Los síntomas ocurren casi inmediatamente después del inicio de la caries. El caballo comienza a arquear la espalda con fuerza, tratando de transferir el peso de un casco enfermo.

Si el tratamiento no se inicia a tiempo, el casco se ablanda tanto que al presionarlo, quedará un receso. Es posible detener el proceso de descomposición fregando y eliminando completamente el tejido muerto. Después de eso, el área afectada se trata con un antiséptico o yodo diluido en agua (en una proporción de 2: 1).

El cuidado cuidadoso y atento de los animales ayudará a evitar diversas enfermedades. Es importante mostrar regularmente el caballo al veterinario y realizar una inspección de rutina. Estos simples pasos ayudarán a mantener a su animal en perfectas condiciones.

Vkontakte
Pinterest